Cómo organizar un Plan B perfecto para una boda en caso de lluvia

¿Y si llueve? Esa es la pregunta que los novios no se atreven a hacer. Y es que la lluvia puede arruinar la boda más bonita si no hay un Plan B perfecto bien pensado.

Por eso hoy te voy a contar todos mis secretos para organizar un Plan B perfecto para una boda en caso de lluvia.

¿Y si llueve? Cómo organizar un Plan B perfecto para una boda en caso de lluvia
Foto de Stuart Naph

Ninguna novia quiere que llueva el día de su boda. Ni tampoco ninguna Wedding Planner quiere que llueva en las bodas de sus clientes.

Pero esto es algo que nosotras no podemos controlar, ya me gustaría poder hacerlo 😉

Lo que sí podemos hacer es tener un Plan B perfecto para que si llueve en la boda de nuestros clientes, ellos puedan disfrutar de su boda, y no tengan que preocuparse de nada.

Así que toma nota de todos estos consejos.

[1] Piensa en el Plan B perfecto desde el minuto 0

Cuando empieces a buscar espacios para un cliente, procura que ya tengan un Plan B perfecto.

Puede ser un cobertizo, una sala especial que han hecho para esos casos, una terraza cubierta, un porche de madera con vistas espectaculares, etc...

Lo único que tienes que hacer, cuando visites el espacio, es preguntar que en caso de lluvia que alternativas tienen. Si te dicen que ninguna, es mejor no ofrecer espacio. En caso de lluvia el Plan B perfecto será alquilar una carpa, y seguramente a tus clientes no les hará gracia tener que invertir más dinero a pocos días de la boda.

Por eso si te acostumbras a buscar desde el principio espacios que ya tengan un Plan B, estarás ahorrando tiempo, disgustos, y dinero de tus clientes.

[2] No te quedes con las alternativas que te proponen

Cuando los encargados del espacio te enseñen sus alternativas para el Plan B en caso de lluvia, intenta tener la mente y los ojos muy abiertos, y busca tú otras opciones.

A veces pasa que como ellos están tan acostumbrados a ver su espacio, y a hacer las cosas siempre de la misma manera, que no descubren otras posibilidades que pueden ser más espectaculares y que están delante de sus narices.

Así que aprovecha que tú no estás influenciada por sus costumbres, y que tienes una mirada fresca y creativa, para explorar todos los rincones del espacio y encontrar otras alternativas para el Plan B perfecto.

[3] Consulta las predicciones con antelación

Unos 10 días ya podrás encontrar las primeras predicciones meteorológicas para el día de la boda. Y una semana antes podrás tener una idea bastante clara del tiempo que hará.

Mi consejo es que no mires solo una predicción, sino que es mejor que consultes varias. Si después de consultar 5 predicciones, todas te dicen que va a llover... es que va a llover.

Si 3 te dicen que va a llover y dos que no, lo más seguro es que llueva.

Y si todas te dan solazo y una lluvia, puedes estar bastante tranquila.

Procura consultar predicciones de sitios oficiales. Por ejemplo, a nivel nacional me gusta consultar el Meteosat, y a nivel local el Meteocat. También procuro mirar la previsión tanto de la provincia como del pueblo en cuestión.

Y ves haciendo un seguimiento, para ver si la predicción va cambiando. Hay apps en las que puedes ver como avanza la borrasca, la dirección del viento, etc... Son muy útiles para ver si la lluvia va a llegar o no.

[4] Alquila una carpa ...

Cuando el espacio no dispone de un Plan B para la lluvia, la única opción que hay es alquilar una carpa. Por suerte ahora hay una gran variedad de carpas y los novios podrán escoger la que mejor se adapte al estilo de su boda:

  • Están las carpas tradicionales, las de siempre, que suelen ponerse en color blanco. Aquí tendrás que dejar volar toda tu imaginiación para conseguir convertir una carpa sosa, en un Plan B perfecto para la boda de tus clientes.
  • Las carpas extensibles están muy de moda. Se adaptan muy bien a diferente tipos de montaje. Y si encima las completas con guirnaldas de bombillas el Plan B perfecto será realmente espectacular.
  • Las carpas transparentes son ideales para seguir teniendo la sensación de estar al aire libre. Eso sí, no son nada baratas, pero si el presupuesto lo permite son una muy buena opción.
  • Y si se trata de una boda bohemia, las carpas tipo Tipi serán el plan B perfecto para combatir la lluvia con mucho estilo.

[5] ... y una tarima

Una buena carpa sin una tarima es como un coche sin ruedas, no sirve de nada. Y es que el problema no es solo la lluvia, también lo es el barro.

Un suelo embarrado puede arruinar el vestido de novia más bonito en apenas unos segundos.

Y el problema no es solo que la novia se manchará el vestido, sino que estará mojada y tendrá frío, porque el barro tarda mucho en secarse.

Lo mismo pasará con las invitadas. Pero es que el novio y los invitados tampoco se librarán. En su caso podrán ver como los bajos de sus pantalones se llena de barro y humedad.

Y que decir de los zapatos, acabarán todos para tirarlos a la basura.

Por eso en un Plan B perfecto, siempre que haya una carpa, tiene que haber una tarima.

[6] Piensa en los invitados

Si tenéis muy claro que la lluvia va a estar presente en la boda, puedes proponer a los novios que compren paraguas para regalar a los invitados.

Si los compráis al por mayor tus clientes no se gastarán mucho dinero, y será un detalle que sus invitados no olvidarán.

También sería recomendable tener varias mantas o chals para ofrecer a los invitados. Y es que la lluvia siempre refresca el ambiente y hace que la temperatura baje varios grados.

Por eso si la boda es al aire libre muchas invitadas lo pasarán mal por culpa del frío. Si en ese momento los novios ponen a su disposición unas mantas, o unas estufas de exterior, se lo agradecerán eternamente.

[7] Aprovecha la situación

Ya lo dice el refrán "Al mal tiempo, buena cara". Mucha gente me dice que soy muy optimista, que a todo le veo el lado bueno, y la verdad es que eso es muy cierto.

No puedo hacer nada para que no llueva, pero sí puedo intentar sacarle partido a la lluvia y darle alguna alegría a mis parejas.

Por ejemplo:

  • Los días de lluvia tienen una luz muy especial que queda espectacular en las fotos. Así que procuro decírselo a mis novios. Parece una tontería, pero siempre sonríen y empiezan a ver la lluvia de otra manera.
  • Si no puedes con tu enemigo... únete a él. ¿Cómo? Dile a tus novios que traigan unas botas de agua molonas para ponérselas en la sesión de fotos. Estarán calentitos y secos, y además se harán unas fotos muy divertidas y especiales.
  • Hazte con un paraguas transparente, quedan muy bonitos en las fotos.  A tus clientes les encantará que les sorprendas con un paraguas así para su sesión de fotos.
  • Y si la lluvia es una tormenta de esas que no paran en todo el día, habla con los fotógrafos y pídeles que queden otro día con los novios para hacer la sesión de fotos de pareja. Así los novios podrán volver a vestirse con sus trajes, y tendrán las fotos con las que siempre soñaron.

He escrito este post porque me lo habéis pedido a través de Instagram Stories.

 

Si quieres que hable de algún tema en concreto recuerda que puedes pedírmelo a través de las RRSS usando el hashtag #MWPAresponde.

 

Cada mes seleccionaré una de las preguntas para responderla en un post como este.

 

¿Te animas a proponerme un tema a través del hashtag?

Antes de acabar quiero recordarte que ha empezado la cuenta atrás para aprovechar el descuento especial de verano de los Cursos presenciales para Wedding Planners.

Si quieres aprovechar el descuento especial solo tienes que reservar tu plaza antes del 30 de septiembre. Tienes toda la información en este enlace, pero si te surge alguna duda o pregunta ponte en contacto conmigo y hablamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *